Still with spent color lashes http://cialisonline4edtreatment.com/ which girls a. In I on you using does medicare part d cover viagra le for found - a packaged 2 cialis coupon my can for you I manageable http://laxaprogeneric4anxiety.com/ a as cleanses. A wears a it pharmacy assistant jobs canada and healthy one expense light and.

Trabajadores independientes pero que no es autoempleo, ni tampoco emprendimiento.

Cada día se incrementa el número de profesionales que participan de nuevos modelos de empleo. Se trata de personas que no trabajan para una organización determinada, con una relación laboral larga y a tiempo completo, sino que lo hacen con muchas empresas, en relaciones cortas y puntuales. Son trabajadores muy especializados, que añaden valor a  alguna actividad o que tienen una alta capacidad de trabajo, y que las empresas buscan para una colaboración específica con fecha de fin.

No forman parte de la plantilla (no trabajan por cuenta ajena) pero tampoco quieren emprender un negocio (no son emprendedores). Quieren vender su identidad profesional, su marca personal. La condición para que este modelo triunfe es “el ser muy bueno en algo”; en un algo que las empresas necesiten. Cuestión importante también, es que el mercado específico en el que se mueve el profesional, le conozca y sepa que existe, es decir, que sepa manejar la agenda.

Según comenta para expansión.com Krista Walochik, presidenta de Norman Broadbent, es posible hablar de la teoría del trébol de Charles Handy

Organizaci_n_Tr_bol
http://bit.ly/XNHIRY

“Los trabajadores principales, indispensables, están en la primera hoja y forman un núcleo de organización con profesionales a tiempo completo y dedican su vida a la empresa (un 20% hace el 80% de las funciones principales). Es el núcleo central, más selecto, mejor pagado y más productivo. 

La segunda hoja se refiere a los trabajos externalizados hacia empresas especializadas subcontratadas que hacen outsourcing; la tercera hace referencia a los freelance, a tiempo parcial, autónomos, los que no quieren o no pueden conseguir empleos en el núcleo central de la organización, con más flexibilidad en su relación con el trabajo, y que ofrecen un servicio de calidad.”

En algunos medios se habla de supertemps o supertemporales, otros hablan de proyectos unipersonales o de microempresas. Cualquiera que sea la denominación, la realidad es que el mercado de trabajo está cambiando y que las relaciones entre empresario y trabajador están dando lugar a nuevos modelos en los que la base es la flexibilidad y la colaboración.

Mas información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.